nudist kayaking down the Ebro River

 Español

Water is definitely the most popular element that invites many to try and practice nudism, and besides obvious swimming/snorkelling or just plain fun skinny-dipping, kayaking sounds like the next best thing to do naked in water. We organized a kayak tour through a naturist forum and got a very good group of people to go down the Ebro River in Spain.

Kayaking is a lot of fun: it’s a good exercise and a great way to explore the area. Although I bet not many people think about it as a naturist activity, it is probably the easiest one to practice on public land (water, that is), as no one can really see from aside whether you wear a swimsuit or not.

We found that we could rent kayaks at the town of Miravet (Tarragona province), which also sounded like a great place to experience Ebro, one of the mightiest rivers of Iberian peninsula. It is a town with long history but is well kept; it was very important during Medieval Ages as a river port. The medieval structure of the town has been maintained till now, and the castle is certainly worth a visit.

When came to rent kayaks, we wore swimsuits, of course; also we were given lifejackets.

But as soon we departed a few meters from the bank, off went the clothes!

The day was just perfect for kayaking, and although we had just tow hours for the whole trajectory, we made a lot of stops to relax and take photos. Aurelio lives in Miravet and knows the area well, so he brought us to an Ancient Roman mill, almost in ruins. This place seemed to be unknown for other travellers.

By the end, we got really tired. I went in a double kayak with my friend David, but it appeared that people that went in single kayaks could move faster. It takes time to learn to coordinate well with your partner, and otherwise, it is more difficult to control a double kayak.

So we definitely enjoyed the rest of the afternoon by the pool at the rural house. Excellent weather, excellent group of friends!

Hopefully we will organise something of that sort next year 🙂

Piraguas nudistas en el Ebro

English

Sin duda uno de los elementos que más invitan a practicar nudismo es el agua. Bañarse sin nada de ropa es algo que todo el mundo ha probado. Bañarse en un río, playa o piscina desnudo es algo que casi todo el mundo (nudistas o no) ha probado y le ha gustado. Y cuando un deporte es en el agua, el bañador sobra.

Practicar piragüismo desnudo es algo muy divertido y aunque no lo parezca es algo que que todos podemos hacer incluso aunque la actividad no esté pensada como nudista. Mientras vas en la piragua nadie mira si llevas o no llevas bañador y puedes evitar rozaduras. Solo hay que tener cuidado con el sol, como siempre.

Tuvimos la ocasión de practicarlo com un grupo de amigos nudistas. Nos conocimos a través de un foro de nudismo, y desde entonces nos habíamos visto un par de veces. Decidimos organizar alguna actividad en verano para poder vernos y poder practicar el nudismo pero de forma original. El Rio Ebro es uno de los más caudalosos de la Península Ibérica y el pueblo de Miravet (Tarragona) fue el destino elegido.

El pueblo de Miravet tiene mucha historia y fue muy importante durante la edad media, como todos los puertos fluviales. Tiene un impresionante castillo templario que merece la pena visitar. Es un pueblo pequeño pero muy bien cuidado y mantiene su estructura de pueblo de la Edad Media, algo que muchos han perdido

Cuando llegamos al lugar del que salen las piraguas (o kayaks, nunca se diferenciarlas) todo el mundo estaba con bañador, claro. El chaleco salvavidas era algo obligatorio. Después nos montamos en las piraguas y cuando hubimos avanzado algunos metros, ¡bañadores fuera!.

Tuvimos un día espectacular, el clima era soleado pero no demasiado caluroso. Fueron dos horas de trayecto, pero hicimos varias paradas en el camino para descansar y tomar algunas fotos. Aurelio, que vive en Miravet, conocía perfectamente la zona y nos llevó a un antiguo molino romano, casi en ruinas. Bajamos de las piraguas y pudimos ver aquel desconocido lugar que pasaba desapercibido para el resto de personas.

Al acabar estabamos cansados. Yo iba en una piragua para dos personas con mi amigo David y creo que fue un error. La gente que iba en piragua de una persona avanzaba más rapido porque hay que coordinarse perfectamente con tu compañero: si no se va más despacio.

Por la tarde tuvimos una ruca comida y aprovechamos para descansar en la piscina de la casa rural donde nos alojábamos. El tiempo fue magnífico y la compañía excelente.

Este año planeamos un viaje juntos durante un fin de semana, pero hubo un percance y no pude ir. Espero que pronto organicemos uno nuevo y os lo contaremos.